conferencia-de-prensa-discapacidad

Se conmemoró el Día Mundial del Bastón Blanco

Desde la Dirección de Discapacidad se realizó una conferencia de prensa para celebrar el
Día Mundial del Bastón Blanco, que se conmemora el 15 de octubre, con el fin de contribuir a sensibilizar a la sociedad acerca de los obstáculos que las personas no videntes enfrentan para su libre circulación, representando un llamado a la integración.

Dicha conferencia fue presidida por la directora de Discapacidad, Laura Azcola, que fue acompañada por la docente de la Escuela Especial N°503, Soledad Sánchez, y dos chicos con discapacidad visual, Edgar Ortellado y Nicolás Coleda.

Azcola expresó: “Decidimos sumarnos a conmemorar este día para remarcar la importancia de los bastones blancos, que es un dispositivo de apoyo para las personas con discapacidad visual, con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la significación este objeto para que ellos puedan llevar una vida autónoma, independiente y segura en la vía pública”. Además, destacó la necesidad de brindar ayudar a las personas con discapacidad visual en la vía pública.

La docente Soledad Sánchez manifestó la necesidad de este día “para reflexionar sobre la inclusión a la sociedad a las personas que poseen alguna discapacidad visual y que todos colaboremos para que su desplazamiento sea seguro”.

En tanto explicó: “Nuestro servicio desde la Escuela Especial, para ciegos y disminuidos visuales, es brindarles las técnicas, el apoyo, y ofrecerles alternativas para que cada vez sean más autónomos e independientes en la vida cotidiana”.

“Trabajamos entre otras áreas específica, la de orientación y movilidad. El bastón, ya sea verde o blanco les da seguridad, y nosotros nos encargamos de brindarles técnicas del uso del bastón, de localización de objetos, uso del transporte público, para que no necesiten de una guía vidente”, informó la docente.

Edgar Ortellado, quien trabaja en la Municipalidad, explicó que él tiene baja visión desde el nacimiento, ocasionado por una inmadurez en el nervio óptico, y que utiliza el bastón verde para movilizarse, que es el color que le corresponde para su caso. “El bastón me ha ayudado a manejarme de forma independiente”, aseguró.

Por último, Nicolás Coleda, que es no vidente, remarcó que siempre se necesita de la ayuda de la gente en la calle, con previo saludo antes de acercarse, y lo mismo al retirarse para poner en conocimiento a la persona de la situación.

Coleda expresó que la gente “no dude en acercarse a colaborar”, y pidió que “dejen de utilizar los adjetivos como ‘pobrecitos’ cuando nos cruzan en la calle, y lo reemplacen por un saludo”.

Sobre el autor