La limpieza de bocas de tormenta permitió el rápido desagote de las calles tras las fuertes lluvias

La limpieza de bocas de tormenta permitió el rápido desagote de las calles tras las fuertes lluvias

La limpieza de las bocas de tormenta de la ciudad continúa a cargo del área de Pavimento de la Municipalidad de Chivilcoy que conduce el arquitecto Pedro Filardi, con un trabajo intensivo para que la ciudad no sufra inundaciones.

Hace varias semanas que el municipio comenzó con los trabajos, teniendo en cuenta la época lluviosa. Con la colaboración de ABSA, a través de su hidrojet (aspiradora de gran potencia y sistema de agua con importantes niveles de presión), se avanza con 3 a 4 bocas de tormenta por día.

“Es un trabajo que no es vistoso, pero sí resulta de muchísima importancia, sobre todo en estos días que cayó tanta lluvia. El intendente Guillermo Britos nos pide que trabajemos para mejorar la calidad de vida de los vecinos, y eso es lo que estamos haciendo”, indicó Filardi.

Y explicó que “las lluvias fueron muy fuertes, pero al poco tiempo desagotó en su totalidad. No tuvimos evacuados y eso es una grata noticia”.

Sobre el autor